Las mujeres protagonizan el I Congreso Internacional de Asistencia Personal

mujeres en el congreso de PREDIF

Columna de opinión de Isabel García, secretaria de Mujer en PREDIF y presidneta de ASPAYM Malága.

Los pasados 27 y 28 de junio de 2017 se celebró el I Congreso Internacional de Asistencia Personal en Valladolid, una apuesta por la inclusión de las personas con discapacidad y dependencia en la sociedad a través de una figura aún poco conocida: personas que ayudan a que otras puedan tener una vida independiente, autónoma y accesible. Desde mi punto de vista, una nueva forma de cambiar el mundo en el ámbito de la diversidad.

El papel de las mujeres es muy extenso y diverso (es importante destacarlo), y esto se ha reflejado en el I Congreso organizado por PREDIF (Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física) ya desde la primera ponencia, donde Susana Hernández nos explicó La Actitud Positiva para una vida independiente. Reflejó el espíritu del espacio principal de trabajo, dentro del congreso, hasta intensas mesas de debate donde se discutieron Los modelos de gestión de la Asistencia Personal, moderados por la periodista María Esther Duque, pasando por reflejar La situación de España con Noelia Cuenca.

Las mesas de experiencia, tanto desde la visión de las asistentes personales como de las usuarias, reflejaron el carácter emotivo del evento y nos posicionó en Situación de empatía frente a ambos aspectos de la AP (Asistencia Personal), y como no, liderado también por mujeres como Patricia Carra (Asistente Personal) o Belén Higueras (ASPAYM Málaga).

La evolución de un modelo de prestaciones, por Yolanda Mª de la Fuente, entre otras, fueron protagonistas indiscutibles del evento.

Con su discurso inaugural, Belén Higueras, mujer y periodista, fue el ‘chute’ de energía que todas necesitamos darnos en algún momento de nuestra vida y puso el foco en la autodeterminación de las personas con discapacidad, y con su experiencia demostró que las mujeres tenemos mucho que aportar en base a la sororidad y solidaridad que creamos en nuestro entorno.

Sin dejarme atrás a ninguna, todas ellas son el ejemplo de que este mundo puede cambiar a través de nosotras. Esta reflexión va encaminada también a reconocer el papel de las mujeres de Predif, que en la retaguardia han contribuido a que este congreso sea posible y le han dado la visión femenina que necesitamos en el mundo de la discapacidad, en la organización y en la comunicación. Ellas son: María Hernández, Noelia Cuenca y Elena López por poner un ejemplo, pero son muchas más a las que cada día se les da en PREDIF ese impulso necesario desde la Junta Directiva para trabajar éste ámbito. Por ello mi agradecimiento personal y sincero.

Ha costado mucho tiempo consolidar una palabra para explicar el sentimiento de las mujeres y para creer que podemos hacernos un hueco en esta sociedad, palabra que PREDIF reflejó en este I Congreso y que yo la repetiré muchas veces mientras haya alguien que no sea consciente de la lucha de las mujeres por la igualdad y no permitiremos que nos lo arrebaten. Nos referimos al EMPODERAMIENTO de las mujeres, que refleja tanto trabajo y admiración. Gracias a todas, mujeres inteligentes, fuertes y poderosas.
 

  • Logotipo del IMSERSO, Instituto de Mayores y Servicios Sociales
  • Logotipo del Real Patronato sobre Discapacidad
  • Logotipo del Plan Avanza
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España
  • Logotipo de la Fundación ONCE
  • Obra Social Caixa