"En un futuro, espero que la perspectiva de la discapacidad esté transversalmente en todas las políticas"

foto perfil Antonio Guillén

Entrevista a Antonio Guillén Martínez, presidente de la Federación ECOM y vicepresidente de PREDIF.

El pasado mayo, la Asamblea General del Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad (COCARMI) reeligió como presidente por cuatro años más a Antonio Guillén Martínez, presidente a su vez de la Federación ECOM y vicepresidente de PREDIF. Hablamos con él de toda una vida dedicada a la lucha por los derechos de las personas con discapacidad en Cataluña.

PREDIF: Tras tu reelección como presidente del COCARMI, ¿qué balance haces de tu anterior mandato? ¿Qué logros destacas?
Antonio Guillén: Estos últimos cuatro años hemos vivido momentos complicados a nivel político, económico y social, que nos han dificultado el camino que empezamos hace 20 años para avanzar hacia la plena inclusión social de nuestro colectivo. Todo ello ha conllevado que el mandato anterior fuera un mandato de resistencia, de estar constantemente dando toques de atención para no retroceder en los derechos que teníamos reconocidos y evitar caer en una mayor situación de vulnerabilidad. Estas circunstancias adversas no han hecho más que fortalecer el movimiento asociativo, avanzar en cohesión interna y poner en valor la unidad del sector.

P.: En tus más de 40 años de activismo social en defensa de las personas con discapacidad física, ¿cuál ha sido el avance del que te sientes más orgulloso?

A. G.: Creo que el hito más importante fue la reivindicación que las personas con discapacidad llevamos a cabo en Barcelona, en los primeros años de la democracia española, entre 1976 y 1977, para reclamar nuestro derecho a participar en la sociedad y en la toma de decisiones de aquellas políticas que nos conciernen. Pedíamos concretamente la creación de un órgano de participación para estudiar, elaborar y poner en marcha el proceso de eliminación de barreras arquitectónicas, comunicativas, sociales y mentales. Nuestras demandas originaron de alguna manera lo que fue el nacimiento, en 1980, dentro del Ayuntamiento de Barcelona, del Patronato Municipal de Disminuidos Físicos y del Patronato Municipal de Disminuidos Psíquicos, lo que más tarde, en 1988, se unificó en el actual Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD). Considero que la participación directa de las personas con discapacidad ha sido vital para todos los avances que han venido después, tanto en la accesibilidad como en el acceso a la educación, el trabajo, etc.

P.: A principios de los años 70 nace Federación ECOM. ¿Cómo fueron sus comienzos? ¿Qué os impulsó a su creación?

A. G.: La Federación ECOM se creó el 21 de enero de 1971, impulsada por cuatro asociaciones, con el fin de sumar esfuerzos entre las diferentes asociaciones que actuaban por conseguir mejoras en las condiciones de vida de las personas con discapacidad. Hasta aquel momento, aunque compartían objetivos, estas asociaciones actuaban individualmente. La Federación ECOM puso un marco de trabajo conjunto y tomó las riendas para liderar la lucha por el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad y para reclamar soluciones para mejorar su calidad de vida, y su inclusión en la sociedad. Desde entonces, muchas otras asociaciones se han sumado a la Federación, y hoy aglutinamos 131 asociaciones de toda España, aunque la mayoría de las cuales tienen su sede en Cataluña.

P.: ¿Qué ha supuesto para ECOM su inclusión en la confederación PREDIF?

A. G.: Nuestro objetivo al incorporarnos a PREDIF era formar parte de una organización referente y fuerte en el ámbito estatal en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad. Teniendo como tenemos nuestra sede en Barcelona, y nuestro principal ámbito de actuación en Cataluña, la Federación ECOM teníamos poca capacidad de incidencia política en aquellas decisiones que se toman en el ámbito estatal que conciernen a las personas con discapacidad. Consideramos que incorporarnos a una entidad como PREDIF, asentada en el ámbito estatal, referente para el Gobierno estatal y presente en los órganos de participación del sector, podría ayudarnos a incidir en las políticas públicas nacionales que atañen a las personas con discapacidad física. Después de más de cuatro años, estamos convencidos de que nos ha ayudado y nos está ayudando a participar en los avances que a nivel estatal se están impulsando, especialmente en temas de asistencia personal, una de nuestras prioridades y un ámbito en el que, por nuestra experiencia, somos referentes en el ámbito catalán.

P.: Como prioridades concretas del COCARMI, destacas “incidir en los 20 retos de futuro planteados por el Comité con el objetivo común de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad de Cataluña”. ¿Cuáles de estos retos están a la cabeza?
A. G.:
En el futuro inmediato tenemos que priorizar la recuperación de aquellos apoyos que hemos perdido como consecuencia de los recortes (que han dejado sin atender muchas necesidades), en no dar ni un paso atrás en los derechos que ya nos son reconocidos por ley y a exigir que estos se hagan efectivos.

Para conseguirlo necesitamos que se vuelvan a activar los mecanismos de participación y asesoramiento con el Gobierno de la Generalitat, como el CODISCAT y que se cree una comisión legislativa de políticas integrales de la discapacidad en el Parlament de Catalunya para adaptar nuestra legislación a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. También es primordial la mejora de la financiación de las entidades sociales y la inmediata aprobación del Código de Accesibilidad.

P.: El pasado marzo, el COCARMI cumplía 20 años de vida, ¿cómo te imaginas el comité dentro de otros 20 años?
A. G.: El principal valor que representa el COCARMI es la unidad de las entidades representativas de las personas con discapacidad y sus familias. Dentro de 20 años me imagino un COCARMI que continúe siendo el paraguas que cobije a la diversidad y heterogeneidad del colectivo y que, además de esta cohesión interna, también haya sido capaz de ampliar la base social.

Por otro lado, gracias a nuestra capacidad de incidencia política actual, creo que habremos avanzado en la incorporación de la perspectiva de la discapacidad, de forma transversal, en todas las políticas del Gobierno (movilidad, vivienda, ocupación, educación, salud, mujer, infancia...).  

  • Logotipo del IMSERSO, Instituto de Mayores y Servicios Sociales
  • Logotipo del Real Patronato sobre Discapacidad
  • Logotipo del Plan Avanza
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España
  • Logotipo de la Fundación ONCE
  • Obra Social Caixa