¿Accesibilidad universal a la cultura?

Foto perfil Francisco Sardón

Artículo del presidente de PREDIF, Francisco Sardón, sobre la falta de accesibilidad en los festivales y espectáculos culturales, para instar a las empresas organizadoras a cumplir con la ley.

El verano es la época por excelencia de los festivales musicales y grandes espectáculos culturales. Sin duda, un aliciente estupendo para disfrutar de las vacaciones y del tiempo de ocio. Sin embargo, no todo el mundo puede hacerlo en igualdad de condiciones, como sucede con las personas con discapacidad. 

En los últimos días, hemos recibido numerosas quejas sobre la falta de accesibilidad en este tipo de espectáculos. Cualquier evento, de la índole que sea: musical, religioso, deportivo... está sujeto a Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, independientemente de si se trata de un espacio abierto o un recinto cerrado. ¿Por qué la ley se aplica en unos lugares sí y en otros no? Parece que la respuesta a esta incógnita se despejaría con el simple cumplimiento de la igualdad de oportunidades y no discriminación que ampara esta norma, bajo el paraguas de la seguirdad y la inclusión.

Así lo recoge el artículo 50.1 sobre el derecho a la protección social: "Las personas con discapacidad y sus familias tienen derecho a los servicios sociales de apoyo familiar, de prevención de deficiencias y de intensificación de discapacidades, de promoción de la autonomía personal, de información y orientación, de atención domiciliaria, de residencias, de apoyo en su entorno, servicios residenciales, de actividades culturales, deportivas, ocupación del ocio y del tiempo libre". También el artículo 57.1 sobre prestación de servicios: "Los poderes públicos garantizarán la prevención, los cuidados médicos y psicológicos, los apoyos adecuados, la educación, la orientación, la inclusión social y laboral, el acceso a la cultura y al ocio, la garantía de unos derechos económicos, sociales y de protección jurídica mínimos y la Seguridad Social" y 57.2: "Para la consecución de estos objetivos participarán, en sus correspondientes ámbitos competenciales, las administraciones públicas, los interlocutores sociales y las asociaciones y personas jurídico-privadas".

Pero estas medidas no se restringen únicamente al ámbito de las personas con discapacidad física y en el mismo recinto del evento. Las empresas organizadores también deben tener en cuenta la accesibilidad de sus web y formas de consulta, donde es preciso, por ejemplo, la disponibilidad de información en lectura fácil para personas con discapacidad intelectual.

Además, insistimos en el retraso que lleva la aplicación de esta ley, cuyo plazo legal en España se dio en 2003 para que el 4 de diciembre de 2017 todos los entornos, bienes y servicios de interés fueran plenamente accesibles. 

Por eso, debido a las quejas recibidas y aprovechando esta época de proliferación, sobre todo, de festivales musicales, desde PREDIF consideramos que es el momento idóneo para instar a las empresas organizadoras a que tengan en cuenta el cumplimiento de estas normas y de verdad, todas las personas podamos disfrutar en igualdad de cualquier evento cultural.

  • Logotipo del IMSERSO, Instituto de Mayores y Servicios Sociales
  • Logotipo del Real Patronato sobre Discapacidad
  • Logotipo del Plan Avanza
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España
  • Logotipo de la Fundación ONCE
  • Obra Social Caixa